‘Juego de Tronos’ | Temporada 1 | Episodios 1 – 9 | Review


Si bien el último episodio se encuentra disponible desde hace casi 10 días, no pienso romper con esta serie la regla de “episodio por semana”. No se trata de ser tonto, sino de apreciar la serie tal y como el público en su emisión original ha podido disfrutarla. A ver si no dónde queda esa semana dándole vueltas al final y a los sucesos del último capítulo.

He de reconocer que vi ‘Juego de Tronos’  | Episodio 1×01 bastante desconcentrado, bastantes días de trabajo que desembocaron en un ataque de sueño incontrolable, de estos que hacen que se te caiga la cabeza y más después de comer. Apenas me enteré de muchos detalles y casi lo único que me hizo mantenerme despierto fue el impactante final. Y fue precisamente ese final y porque el sueño me pudo, que decidí retomar a la semana siguiente la serie de nuevo desde el principio en lugar de continuar, algo que no había hecho nunca y de lo que no me arrepentí, ya que más despierto pude discernir que debajo de todas esas conversaciones que mantenían, se dibujaba una historia atrás en el tiempo, en definitiva, se dibujaban los pasados sentimentales y lazos de sangre de los protagonistas.

El primer episodio arranca lleno de información, muy útil no perdérselo ya que son una estupenda base. No importa si no te enteras de quienes son realmente los hijos de Lord Stark al principio, debido a la gran cantidad de personajes que aparecen, pero puedes empezar a discernirlos cuando se colocan en fila para recibir al rey y a la reina: Robb, Sansa, Arya, Bran y Rickon, de mayor a menor edad. Todo un reto para sentirse orgulloso una vez los identificas, aunque el más pequeño se hace ver poco de momento.

La mayor parte de los primeros episodios se centran en Invernalia, lugar donde surgen las primeras intrigas. Un comienzo al más puro estilo ‘Spartacus‘ por lo que a la sangre se refiere, hace crecer a Bran, aunque su destino se perfila de una forma que desconoce. Precisamente de esos comienzos a uno se le quedan grabados algunos momentos irrepetibles, como el reparto de los lobos huargos, un hecho que cobra especial importancia si tenemos en cuenta que ese encuentro fortuíto con la pequeña manada tendrá unas consecuencias que regirán el resto de sus vidas. Así en posteriores capítulos encontramos en los lobos huargos el sacrificio convertido en rabia, la rabia convertida en ira, la protección y el don de la libertad, cuatro momentos únicos que se corresponden con la orden de la reina de tomar la vida de uno de los lobos, lo que provoca la ira de Arya y de Sansa (aunque esta última logra controlarla o eso parece de momento), el momento en que el lobo de Arya muerde al progenitor del rey y provoca una lucha entre Arya y Joffrey, que nos deja una de las mejores escenas de la serie debido a la trascendencia que seguramente tendrá durante toda la serie y la libertad dolorosa de Arya al ver marchar y dejar escapar a ese lobo.

El final del primer episodio nos deja también uno de esos momentazos en serie, con el hermano de la reina lanzando por la ventana a Bran después de dejarnos una maravillosa frase: “Las cosas que puedo hacer por amor”. A raíz de esta trama se crea un mundo de conspiraciones y dudas bastante interesante y que mantiene enganchado. El miedo por que Bran despierte y pueda contar toda la verdad se apodera de la reina y su hermano y comienza así a forjarse una batalla que desemboca en lo que podemos ver en  ‘Juego de Tronos’ | Episodio 1×09, de dimensiones épicas. Un crimen descubierto, un secuestro que acaba con una amistad y que lleva a una guerra. Al fin y al cabo las guerras comienzan siempre así.

Cuando vemos la serie, vamos pasando por distintos lugares de ese mapa imaginario de George R.R. Martin y por diversas historias al igualq ue en el libro, distintas perspectivas que al principio nos parecen inconexas. Una de esas historias más interesantes es la de Daenerys y su evolución a través de los episodios. Comienza siendo una niña recatada y tímida a la que las ansias de poder de su hermano asustan, pero en su interior fluye la sangre de dragón y de alguna forma el destino y las ansias de ese hermano la llevan a hacerse fuerte, a afrontar su vida desde otro punto de vista, acumulando a su paso experiencias y rabia suficientes como para acabar con la vida de la sangre de su sangre en el espectacular final de ‘Juego de Tronos’ | Episodio 1×06 “Una corona de oro”, un título que lleva su significado hasta su punto más literal. Simplemente bestial.

La serie toma un ritmo más pausado a partir de ‘Juego de Tronos’ | Episodio 1×04, presentándonos a un personaje que se hace querer tanto como odiar en determinados momentos, el enano o gnomo Tyrion. Parajes como el Nido de Águilas son nido (propiamente dicho) de otras subtramas, con mención especial a ese niño mamando leche materna de la teta de la hermana de lady Catelyn. Y es que personajes raros hay unos cuantos. De estos parajes, el Muro es quizá uno de los elementos que nos deja más dudas. Más allá de sus murallas está el bosque helado, un lugar inexpugnable donde la muerte está presente a cada paso y donde hasta los muertos resucitan. Tremendo susto el de esos seres congelados que de repente vuelven a la vida y sólo el fuego puede acabar con ellos. Por lo demás ese Muro nos cuenta la historia de Jon Nieve, el bastardo del rey que es relegado a la Guardia de la Noche y cuyo principal deseo es saber el nombre de su madre. Visto lo visto, ya no sabemos si será capaz de descubrirlo algún día.

Por cierto, hay que atribuir a Lena Headey haberse hecho a la perfección con uno de esos papeles de mala malísima casi a la altura de Diana en ‘V’ o de Angela Channing en ‘Falcon Crest’, gracias a su personaje de Cersei. Seguro que aún le queda cuerda para rato (aunque ha visto que su hijon es peor que ella, ¿logrará superarlo?).

Mientras, los caminantes blancos han regresado después de miles de años y el invierno se acerca. La aventura sólo acaba de comenzar.

Acerca de José Francisco Cedenilla

Blogger desde hace 10 años, apasionado de las series, los videojuegos, el cine, el anime y en general del mundo del entretenimiento. Mi serie preferida de todos los tiempos es 'Perdidos', mi película 'E.T. El extraterrestre', adoro el anime, mi videojuego preferido es 'Uncharted', cualquiera de los tres y en lo referente a la música soy fan de Marta Botía y Marilia Andrés, ex componentes de Ella Baila Sola.

Publicado el julio 20, 2011 en blogging, CADENAS DE TELEVISION, drama, entertainment, fans, fantasia medieval, GENERO, hbo, imagenes, images, juego de tronos, random, review, SERIES, television, temporadas, tv, Uncategorized. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: